Compartir
El hogar está ubicado en el Bajo de San Isidro, frente al río.

El Municipio y el Concejo Deliberante de San Isidro deberán informar, en el plazo de cinco días, cuáles son los fundamentos y los antecedentes de los que se valen para cerrar el Hogar Infantil Municipal, ubicado en el Bajo. Y ordenó, de forma provisoria, detener posibles obras o “ingresar cualquier tipo de herramientas o materiales de construcción”. Tampoco podrá “retirar cualquier tipo de mueble o elemento vinculado con la actividad normal y habitual del Hogar”.

Así lo decidió ayer el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo N° 1 de San Isidro, a cargo del Dr. José Abelardo Servín, al decretar provisoriamente una medida de no innovar respecto de las condiciones edilicias y de funcionamiento de la institución, ubicada en la calle Gaetán Gutierrez N° 939 de San Isidro, al lado del río.

De este modo, dictó una medida precautelar, ante una presentación judicial realizada por Mabel Silvero, mamá de uno de los niños que asiste al hogar desde hace seis años.

“Previo a resolver con relación a la medida cautelar peticionada, líbrense oficios al Departamento Ejecutivo y al Concejo Deliberante de la Municipalidad de San Isidro, al que se adjuntará copia de la demanda y de la documentación acompañada, a fin de que brinde un informe acerca de los antecedentes y fundamentos de las acciones adoptadas con relación al Hogar Infantil Municipal, ubicado en la calle Gaetan Gutierrez N° 939, San Isidro, el que deberá ser evacuado dentro del plazo de 5 (cinco) días (art. 23 inc. 1 del C.C.A.)”, dice el texto del fallo al que tuvo acceso El Argentino ZN.

“El Municipio y el Concejo Deliberante deberán ahora informar todo por escrito, porque hasta ahora no hubo ninguna información oficial que indique qué pasará con el hogar ni con los chicos. Solamente hubo notas periodísticas y algunas promesas verbales sobre la reubicación de nuestros chicos”, señaló Mabel en diálogo con este portal.

Y agregó: “Ni siquiera nos aseguran que, una vez terminadas las supuestas obras del edificio, las puertas del hogar vuelvan a abrirse. Mientras tanto, nos prometen reubicaciones en lugares distintos para diseminar la institución”.

El conflicto sobre el cierre del hogar, ubicado en un terreno altamente cotizado, comenzó hace 10 días cuando papás y mamás de los niños que asisten a la institución denunciaron que vivían momentos de incertidumbre sobre el futuro de sus hijos.

El Hogar Infantil Municipal cumple 53 años y contenía a más de 60 chicos de familias humildes, cuyos papás trabajan todo el día. Los argumentos oficiales sobre su cierre fueron que tiene problemas edilicios y que se hace necesario cerrarlo, por al menos un año, para la realización de las obras. Pero ante la falta de precisiones sobre su reapertura, los papás sospechan que el Municipio tiene otros planes para el inmueble, rodeado de un inmenso parque sobre el río: destinarlo a un emprendimiento inmobiliario, sobre todo ahora que la Provincia le otorgó al municipio el control costero.

Hace una semana, los padres junto a vecinos y concejales de la oposición realizaron un abrazo simbólico como forma de protesta en pleno mástil del centro de San Isidro, en Belgrano y Acassuso.

 

Dejar una respuesta