San Isidro: abrazo simbólico por el cierre del hogar infantil municipal

San Isidro: abrazo simbólico por el cierre del hogar infantil municipal

El hogar funciona desde hace 53 años en un cotizado inmueble al lado del río. La Provincia le cedió esas tierras al Municipio, y éste anunció su cierre por refacciones, pero no precisó cuándo será su reapertura. Padres y vecinos del distrito realizaron una protesta en pleno centro de San Isidro.

Compartir

Padres y madres de los niños que asisten desde hace años al Hogar Infantil Municipal de San Isidro, ubicado en el Bajo, al lado del río, realizaron un abrazo simbólico en el mástil del centro de ese distrito, en Belgrano y Acassuso, en protesta por el cierre de la institución que funciona desde hace 53 años.

“Nos quieren dejar afuera del sistema, sin contemplar los derechos del niño”, señalaron los padres en un comunicado. “Espacios como estos no se deben tocar (…), tendrían que abrir más”, agregaron.

La protesta se realizó ayer por la tarde en pleno centro de San Isidro y contó con la presencia de concejales de la oposición y numerosos vecinos. Según los ediles, el Presupuesto 2017 votado hace unos días contempla dinero destinado al Hogar. “Esta manifestación genuina de padres y vecinos no hace más que reflejar la arbitrariedad y discrecionalidad del intendente Posse en el manejo de la gestión pública municipal”, señaló el concejal del FPV Fabián Brest. Y agregó: “De llevarse a cabo esta decisión política compartida por la Gobernadora Vidal, al tratarse de tierras provinciales cedidas al municipio, son de una total insensibilidad e irresponsabilidad con 70 niñas y niños de los sectores mas vulnerables de San Isidro, que concurren durante el día al hogar para que sus papas puedan ir a sus trabajos”.

El conflicto estalló cuando los padres de los niños que asisten al hogar comenzaron a hacer público el cierre de la institución, sobre todo porque desde el oficialismo no dieron precisiones acerca de cuándo reabriría la institución, que se encuentra sobre un cotizado terreno al lado del río que acaba de ser cedido por la provincia al municipio. Por eso es que los padres y trabajadores del hogar sospechan que no volverá a abrir sus puertas. Según dijeron a El Argentino ZN, hay versiones de que el inmueble sería convertido en un restaurante o en un amarradero de embarcaciones.

Los chicos desayunan, almuerzan y meriendan en el hogar.

Tras desatarse el escándalo, desde el municipio difundieron un comunicado en el que señalan que el cierre del Hogar se debe a “mejoras edilicias”, y que los niños que asisten gratis al hogar serán reacomodados en otros establecimientos educativos. “Provisoriamente, los 34 chicos que asistían al programa de contención -11 que cursan el nivel inicial y 23 primaria- concurrirán a otros establecimientos municipales y provinciales para que puedan continuar con la misma dinámica de tareas que tenían en el hogar de contención, a contra turno del colegio”, señalaron en el comunicado. Al tiempo que la subsecretaria de Niñez, Familia y Comunidad, Fernanda Giordani, destacó: “El Municipio trabaja personalmente con cada familia para seguir asistiendo en el desarrollo integral infantil que le brindamos a cada chico”.

La respuesta no satisface a los papás porque siguen sin precisar cuánto tiempo llevarán esos arreglos ni cuándo se estima que abrirá nuevamente sus puertas. Por otro lado, cuestionan que separen a los niños y docentes, por consideran que se trata de una maniobra para dispersar el reclamo. Además, varios padres sostienen que las instituciones que ofrecen, una de ellas en La Cava, se encuentran alejadas de los barrios donde ellos viven, todos próximos al Bajo.

 

 

Dejar una respuesta