Compartir

El Municipio de San Fernando tiene como objetivo brindarles a los niños desde los 18 meses hasta los 3 años, un lugar digno y de contención. Luego de un intenso año lleno de proyectos y programas educativos, las seis Unidades de Desarrollo Infantil tuvieron su cierre de año. En esta oportunidad el evento se realizó en la UDI Virgen de Luján, ubicada en Gallo y Quintana.

El Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Santiago Aparicio, presente en el acto dijo: “Es una alegría poder participar como funcionario del cierre de la UDI Virgen de Luján. Me sorprende el trabajo de las docentes, la directora y coordinadoras. Además, cuando ves a los chicos vestidos y bien producidos se nota que la familia también participa. Desde el Municipio queremos que las familias hagan el acompañamiento de cada nene. Es importante que los padres conozcan el lugar al que vienen sus hijos y que nosotros pongamos lo mejor para que de acá salgan buenas personas”.

Por su parte, Mariana Miola, Directora de Educación, expresó: “Esta UDI cierra el año con un proyecto que consistió en la música, el arte y la pintura. Los chicos trabajaron muchísimo desde marzo que se planteó este programa, todo funcionó impecable. Esto no se podría hacer si los papás y toda la familia no acompañarían. La característica de Virgen de Luján es que siempre están presentes los abuelos, tíos y hermanos. En este programa trabajamos con expresión corporal. En el caso de los niños que aún no se pueden expresar por medio de la palabra, pusimos en juego todas las herramientas para lograrlo”.

Las familias disfrutaron del evento, sacaron fotos y bailaron al ritmo de la música. Además, agradecieron el funcionamiento de las Unidades de Desarrollo Infantil. Luis, uno de los padres, señaló: “Vine a ver a mi hija que bailó reggaetón y hip hop. Esto es hermoso porque nos da la posibilidad a nosotros, como padres, de estar disfrutando de este momento y a ella le ayuda a interactuar con sus compañeros. Uno quiere que los niños se queden en casa pero después se da cuenta que acá crecen con nueves amistades y uno se siente orgulloso de todo lo que aprenden. El acto estuvo muy lindo, súper organizado y se nota que las maestras dan todo para cumplir con nosotros como padres y que los chicos estén siempre sanos, educados y fuertes”.

Por último, Marian Miola hizo una evaluación final en cuanto al trabajo realizado durante todo el año. “Todas las familias nos agradecen y eso es un parámetro de que estamos haciendo las cosas bien. Si bien hay mucho por progresar, todos los años nos planteamos cosas diferentes, pero sabemos que los chicos vienen entusiasmados. Cuando comienzan la adaptación ingresan llorando pero es lógico, porque se despegan de sus familias pero después en cada reunión nos felicitan y todos los días los dejan confiados. Para nosotras eso es importante. Desde el Municipio de San Fernando la primera premisa que se puso en Educación fue la confianza y la comunicación”.

 

Dejar una respuesta