Se lanzó en San Isidro el Movimiento de Restauración Peronista

Se lanzó en San Isidro el Movimiento de Restauración Peronista

En el club Independiente de Beccar se llevó a cabo una convocatoria que nucleó a diversos gremios y dirigentes políticos. Su objetivo, la construcción de un espacio “de abajo hacia arriba y desde la periferia al centro”. Dijeron presentes Gustavo Menéndez, Leonardo Nardini y Julián Domínguez.

Compartir
Julián Domínguez

El Movimiento de Restauración Peronista dio su puntapié inicial con un acto en San Isidro. Medio millar de personas se dieron cita en el club Independiente de Beccar. La convocatoria tuvo un marcado tinte gremial, dado que gran parte de los asistentes provenían del mundo del trabajo. Entre los gremios presentes se contabilizó a SUTECBA, SEIVARA, SECASFPI, FOCRA, AEFIP, SUTCAPRA, Federación Nacional de Petroleros, Unión Ferroviaria, COEMA, SITRABUR, UDOCBA, Químicos, Jaboneros, Señaleros y Municipales de Vicente López.

Las presencias destacadas fueron las de los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Germán Lago (Alberti); también la del diputado nacional Leonardo Grosso, y el ex presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez.

Completaron el escenario concejales como Rodrigo Estigarribia (San Martín), Federico Ugo (Tigre), Federico Achaval (Pilar), Bruno Baschetti (San Miguel), el anfitrión Federico Gelay, y la secretaria general de la FUA y dirigente de la Juventud Universitaria Peronista, la sanisidrense Constanza Bossio.

Federico Gelay, el anfitrión de la noche.

También estuvieron presentes dirigentes como Mario Baudry de la Quinta Sección, como así también de Campana, Tres de Febrero, San Fernando, Lujan, Moreno, Almirante Brown. Bossio leyó un documento del espacio. Los oradores, Gelay, Aníbal Torreta de SUTECBA, Grosso, Menéndez, Domínguez y Nardini.

Gelay, anfitrión y concejal de San Isidro, dejó en claro los objetivos del naciente movimiento: “hay que sacar el bastón de mariscal que cada uno tiene en su mochila; ninguno es más que nadie. Hay que dar la discusión en todos los ámbitos. Nuestro espacio se construye de abajo hacia arriba y desde la periferia al centro”. Aníbal Torreta, en tanto, aseguró: “hay una responsabilidad de la generación intermedia, que es hacer levantar al peronismo para que vuelva a ser la conducción del movimiento nacional”.

Por su parte Menéndez llamó a “no transformar el movimiento en un nido de burócratas”. Agregó, en relación al nombre del movimiento, que “restaurar significa sanar, curar. Me acuerdo de Antonio Cafiero que decía que el peronismo es el único movimiento del mundo en el que los hombres se dan la mano una sola vez. A partir de ese momento, en donde nos encontremos viene un abrazo”.

Domínguez fue duro con el gobierno. “No tenía un plan, tiene un objetivo, y lo cumplió: transferir recursos a los sectores más concentrados de la sociedad argentina. El gobierno debe tener una mirada hacia el movimiento obrero, pero eso se va a hacer sólo si el movimiento obrero organizado es el protagonista de este tiempo, como lo viene siendo”.

Sobre el cierre, el intendente de Malvinas Argentinas dijo que “es bueno encontrar estos espacios de reflexión y debate. Es bueno pensar qué debemos llevar adelante en la pelea que se nos viene que es la de la provincia de Buenos Aires”.

Dejar una respuesta