Quién es Agustín Corradini, el hombre clave en la renovación de Las...

Quién es Agustín Corradini, el hombre clave en la renovación de Las Leonas

Mano a mano con el entrenador de Las Leoncitas, quien con el título obtenido en Santiago de Chile coronó un año inolvidable para el hockey argentino. Su fanatismo por Marcelo Bielsa y Pep Guardiola y el Club San Fernando como escuela de vida.

Compartir
Corradini, el entrenador campeón en Chile. Foto: Mercedes Castilla

La casualidad y el poder de decisión llevaron a Agustín Corradini al éxito. De chico, pasaba el día en el Club San Fernando, donde practicaba fútbol y hockey. Al momento de elegir optó por la segunda disciplina porque ahí tenía a su grupo de amigos y porque sus hermanos lo practicaban. Tiempo después fue entrenador y ahora está a cargo de la Selección Argentina Sub-21, con la que ganó el último mundial disputado en Santiago de Chile.

El título logrado a principios de diciembre fue la frutilla del postre de un año inolvidable para el hockey nacional, que tocó el cielo con las manos con la medalla de oro que obtuvieron Los Leones en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Detrás de ambos logros, asoma el sello indiscutible del Club San Fernando, un verdadero semillero de Leonas y Leones. “Siempre lo fue. Me parece que el club tiene una gran tradición hockera y eso pesa mucho, porque quien crece en ese club sigue sus modelos”, analiza el entrenador en diálogo con El Argentino ZN.

-Fue un año exitoso a nivel títulos. ¿Cuál es tu mirada actual del hockey?

-El deporte logró la masividad gracias a las Leonas y otro gran logro fue que eso también hizo que se despertara el interés de los varones por la disciplina. El título obtenido por Los Leones le va a dar al hockey en general el salto que necesitaba.

-Más allá de los logros del pasado y el presente, ¿hay futuro en el hockey femenino?

-Sí, por supuesto. Simplemente que hay que trabajar y entrenar el doble de lo que se hace en el resto del mundo porque estamos años luz de lo que es la infraestructura. Esto se da por una cuestión económica y a nivel clubes se nos complica mucho.

-¿Cómo se rompe con la visión de que el deporte es para mujeres?

-Con el paso del tiempo. Gracias al logro de Las Leonas muchos hombres se acercaron y aquellos que lo probaron se terminan enamorando. El hockey es un viaje de ida.

-¿Cómo se lleva a cabo una renovación generacional?

-En la última convocatoria hubo catorce leoncitas. Me parece que ellas necesitan no más de cincuenta o sesenta partidos internacionales para considerarlas maduras. Desde nuestro lugar tratamos de ayudarlas y darles herramientas para que se puedan desempeñar de la mejor manera.

-¿Cuál es la clave para que salga una nueva Leona?

-Primero que se la descubre con muchísimo trabajo. Se le toman prueba a jugadoras que van desde los catorce a los dieciséis años y se analiza la estructura física o los detalles técnicos que la hacen distinta. Luego sigue con varias horas de entrenamiento, tanto físico como psicológico, en donde aplicamos mucho trabajo mental, couching, talleres de solidaridad y mindfulness.

-¿Qué simboliza el Club San Fernando en tu vida?

-Es muy importante porque ahí pasé toda mi juventud y los momentos más lindos de mi vida. Recuerdo las vacaciones en las que mi mamá me dejaba a las 9 en el club y me pasaba a buscar a la noche. Durante todo el día hacía pesca, remo, jugar a las cartas y practicar todos los deportes.

-¿Cuál es el desafío personal en este rol de formador?

-Entrenar Leoncitas es entrenar futuras Leonas. El es formarlas y tratar de darles la mayor cantidad de herramientas. Es como una escuela, para que pasen la facultad sin problemas.

-¿Sentís presión?

-Sí, pero la adoro. Creo que todos los trabajos que tienen exposición son evaluados por todos, desde la confederación hasta el periodismo.

-Sos fanático de Marcelo Bielsa y Pep Guardiola. ¿Qué rescatas de ellos?

-Trato de copiar conceptos y metodologías, que son las grandes virtudes de ambos. Son metodólogos para llegar a un objetivo y no dejan las cosas libradas al azar. Los conocí gracias al fanatismo por el fútbol. Otro gran referente es Daniel Orsanic por ser un conductor extraordinario. Si me tuviera que definir diría que soy el más idealista de los pragmáticos y el más pragmático de los idealistas.

-¿Qué valores les enseñás a tus jugadoras?

-La humildad por sobre todas las cosas. También el esfuerzo, el trabajo, la dedicación y la generosidad.

Dejar una respuesta