La historia del asesino serial detenido en Tigre por robar un banco

La historia del asesino serial detenido en Tigre por robar un banco

Se trata de César Humberto Ghirardi, alias “El Tuerto”. Entre 1996 y 2008 asesinó a cuatro personas y fue condenado a perpetua, pero en noviembre del año pasado la Justicia lo benefició con la libertad condicional. Ahora volvió a ser arrestado por asaltar un banco en Don Torcuato.

Compartir

Uno de los máximos asesinos seriales de la historia criminal argentina responde al alias de “El Tuerto”. Su nombre real es César Humberto Ghirardi y fue detenido nuevamente en los últimos días, en Tigre, acusado de haber asaltado un banco en Don Torcuato. Un año atrás, un juez de Ejecución penal de San Isidro lo benefició con la libertad condicional, luego de que en 2010 el Tribunal Oral N° 7 del mismo departamento judicial lo condenara a prisión perpetua por el asesinato de un custodio que llevaba $ 86.000 para pagar los sueldos de los vigiladores de varios barrios cerrados de la zona norte.

Ese crimen ocurrió en 2008, en Rincón de Milberg. Antes, entre 1996 y 2008, había sido condenado a penas de entre 14 y 18 años por otros tres homicidios. El asesinato del custodio fue el cuarto probado, un récord sólo superado en el país por asesinos emblemáticos como Carlos Eduardo Robledo Puch, condenado en 1980 por 11 asesinatos, también en Zona Norte.

Según indicó el diario La Nación, un mes atrás el fiscal de Don Torcuato, Cosme Iribarren, había solicitado la captura al considerar que habría sido uno de los dos asaltantes que, el 18 de octubre pasado, irrumpió en la sucursal del banco Santander y se apoderó de un bolso con $ 1.600.000 que llevaba un cliente. Las cámaras de seguridad del banco grabaron los rostros de Ghirardi y de un cómplice identificado como Gabriel Eduardo Topa.

Después de un mes y medio de investigación encarada por el fiscal Iribarren y los efectivos de la Dirección de Investigaciones de Tigre de la policía bonaerense, Ghirardi fue localizado en su casa de Don Segundo Sombra al 900, en La Matanza. El cómplice, por su parte, fue apresado en un allanamiento en San Antonio de Padua.

HISTORIAL ASESINO

A diferencia de otros homicidas seriales, “El Tuerto” cometió la mayor parte de sus crímenes con el único fin de concretar sus robos. El primero del que se tenga registro ocurrió el 21 de noviembre de 1996, cuando –según probó la Justicia- mató a Fabián Brain y Fernando Diácono durante un asalto en Ramos Mejía.

Por este hecho, un tribunal de La Matanza lo condenó el 22 de agosto de 2002 a 20 años de prisión. Aunque en 2007 la Sala III de la Cámara de Casación Penal bonaerense le redujo la sentencia a 18 años de cárcel, consignó el mismo matutino.

Menos de dos años después de los primeros asesinatos, cuando la policía todavía lo buscaba por aquellos crímenes, Ghirardi fue detenido a fines de marzo de 1998 acusado además de matar a otras dos personas durante un robo en Morón.

La fiscalía de ese distrito lo acusó por los asesinatos de Marta Pérez y Enrique Echaverría en un asalto cometido el 3 de febrero de 1998. Un mes después, un fiscal de La Matanza señaló a Ghirardi como presunto responsable de los homicidios de los hermanos Hernán y Leonardo Pecastaing. Las cámaras de Apelaciones de Morón y de La Matanza absolvieron a Ghirardi por el beneficio de la duda en los cuatro homicidios y las fiscalías de ambos departamentos judiciales apelaron las sentencias.

En 1999, mientras estaba alojado en la cárcel de Florencio Varela a disposición de la Justicia por los homicidios de Pérez y de Diácono –que sí fueron probados judicialmente-, Ghirardi mató al recluso Sotelo Gavilán durante una pelea en el pabellón que compartían. Un tribunal de Quilmes lo condenó a 15 años de prisión y la Sala III de la Cámara de Casación provincial le redujo la pena un año.

Así, beneficiado por la denominada ley del 2 por 1, Ghirardi logró salir de la cárcel mucho antes de cumplir la pena unificada por las dos condenas. El 27 de mayo de 2008 abandonó la prisión y tardó tan sólo seis días en volver a matar: su nueva víctima fue el custodio que transportaba dinero en Rincón de Milberg. En 2010 fue condenado a perpetua por ese crimen, y en 2015 beneficiado con el régimen de libertad condicional. En los últimos días, volvió tras las rejas.

Dejar una respuesta