Polémica en Escobar: denuncian al presidente del Concejo por destruir humedales

Polémica en Escobar: denuncian al presidente del Concejo por destruir humedales

Se trata de Jorge “Acero” Cali, ex campeón de Kick Boxing. Vecinos denuncian amenazas y aseguran que está rellenando terrenos para la construcción de un espacio de recreación deportiva en un aliviador del Río Luján. El Municipio informó que clausuró los terrenos.

Compartir
"Acero" Cali, ex campeón de Kick Boxing y actual concejal.
“Acero” Cali, ex campeón de Kick Boxing y actual concejal.

El presidente del Concejo Deliberante de Escobar y ex campeón de Kick Boxing, Jorge “Acero” Cali, fue denunciado por vecinos del barrio El Cazador, de ese distrito, por destruir terrenos ubicados en humedales para la construcción de emprendimientos comerciales propios, según se conoció anoche a través de un informe de Telenoche, en Canal 13. Poco después, el municipio emitió un comunicado en el que anunció la clausura de los terrenos afectados, a pesar de una resolución de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, que en julio prohibió continuar con construcciones sobre humedales en la cuenca del Río Luján.

Los vecinos, además, denunciaron amenazas por parte de la gente que traslada en camiones el material para la construcción de una pista de motocross, otra de motos de agua y un lugar para practicar wakeboard (esquí acuático). “Una caravana de pick-ups seguida de una grúa retroexcavadora. Les pregunté hacia dónde iban y se bajaron tres hombres y me dijeron ‘tomátelas de acá porque la vas a pasar mal'”, señaló Eugenio Cruz al programa televisivo, y relató que denunció las amenazas ante la fiscalía de ese partido.

Según Cruz, entre siete y ocho veces al día, durante seis días a la semana, varios camiones llevan lo que se conoce  como arena de cava, que sirve para rellenar los humedales que hay en el terreno, para poder construir sobre él.

“Esto empezó en mayo de este año. Dos personas se bajaron de una camioneta y me dijeron que querían conocer el campo. Una de ellas se identificó como Ezequiel Caputo y el otro como Acero Cali”, explicó por su parte César Cruz, casero del campo donde se encuentra el humedal y hermano del denunciante.

Según el portal de TN, luego de las quejas de los vecinos, el propio Cali presentó un proyecto en el Concejo Deliberante para obtener los permisos de esa construcción, y que finalmente fue aprobado en septiembre pasado.

foto-clausura-humedales-cali

Una secuencia bastante extraña si se tiene en cuenta, además, que el propio intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, envió al Concejo una ordenanza para proteger los humedales continentales del distrito y evitar así que siga construyéndose sobre ellos. La ordenanza, por caso, fue aprobada hace menos de dos semanas.

Tras la emisión del informe en Telenoche, el municipio envió rápidamente un comunicado en el que señaló: “Ante los hechos que son de dominio público, la Municipalidad de Escobar informa que procedió a la clausura preventiva de los terrenos denunciados en zona de humedales y al secuestro de las máquinas que se encuentran en el lugar con el objetivo de impedir cualquier tarea e iniciar las investigaciones para determinar las responsabilidades del caso. Del procedimiento participaron personal y tres móviles de la Dirección de Inspecciones de la Municipalidad, agentes de Defensa Civil y el comisario Guillermo Giménez y efectivos de la Comisaría 1ª de Escobar”.

Hoy por la mañana, la Dirección General de Inspección de Comercio de la Municipalidad de Escobar se hizo presente en el predio para determinar la identidad de los propietarios de los dominios de los vehículos y el origen de las maquinarias. En un nuevo comunicado, el municipio se explayó sobre la clausura de los terrenos. “La misma se efectuó porque el predio no contaba con habilitación ni con ningún cartel que indicara la realización de una obra. En cuanto al secuestro de los tres vehículos (dos camiones volcadores y uno regador), el personal policial se encuentra realizando las averiguaciones pertinentes para determinar los titulares de cada uno de los dominios. Por su parte, las dos máquinas (motoniveladora y retroexcavadora) contaban con una inscripción en la carrocería que daría cuenta de las empresas a las cuales pertenecen, lo cual también está siendo verificado”. Al mismo tiempo, la Dirección General de Inspección trabaja en la elaboración de un informe ambiental para determinar el grado de impacto que sufrió el área.

Dejar una respuesta