Compartir

San Fernando celebra haber llegado a colocar 600 cámaras de seguridad en la vía pública, todas adquiridas con fondos municipales, uno de los sistemas más importantes para el cuidado de una ciudad. Personal del Centro de Operaciones, desde donde se monitorean estos dispositivos, se reunió por este motivo con los vecinos del barrio donde fue instalada número 600, que ya se encuentra en funciones en la equina de las calles Pasteur y Lugones.

Tras los pedidos de los vecinos y con una previa investigación del Municipio, se instaló la cámara en una zona cercana a escuelas y comercios. Allí mismo se organizó una charla entre los principales beneficiados y los directivos del Centro de Operaciones, y al Secretario de Modernización, Gonzalo Cornejo: “Ellos tenían la inquietud por esta cámara, entonces nos reunimos junto al personal de la sala de monitoreo para explicarles por qué se la ubicó allí y cómo funciona”.

“Nuestras 600 cámaras ya son un hecho, por eso los invitamos a que conozcan su sala de monitoreo. Nos gusta que los vecinos sepan que funcionan, y se sientan seguros”, continuó el funcionario y agregó: “Tenemos un índice de una cámara cada 250 habitantes, uno de los más grandes. Estamos muy contentos, es un aporte fundamental y apostamos a este sistema porque da resultados tanto en el control de la violencia o la delincuencia o los accidentes de tránsito, sirven para encontrar un montón de cosas”, detalló Cornejo.

Los vecinos hicieron notar su satisfacción por el artefacto: “Está bueno, el barrio no es tan complicado pero hacía falta, es más seguridad y nos sentimos mejor”, expresó Romina, quien vive a escasos metros del sitio en cuestión. Emanuel también opinó: “Estamos más tranquilos, la verdad que estoy conforme y contento por ser ciudadano de San Fernando, me gustan los proyectos que están haciendo”.

Y a su vez, Beatriz contó: “No es que haya muchos robos en esta zona, pero más vale prevenir que lamentar; algunos autos pasan demasiado rápido, ahora seguro lo pensarán más. La verdad, estamos muy agradecidos a la municipalidad y la gestión del Intendente Luis Andreotti. De verdad da gusto pagar las boletas, porque las obras se hacen y se ven”.

Por último, el Secretario Gonzalo Cornejo comentó otro de los programas que encara su área: “Ahora mismo también estamos montando cámaras en torres de antenas para detectar construcciones clandestinas que puedan poner en peligro a otras viviendas, un trabajo muy importante para prevenir”.

Dejar una respuesta