El largo camino de la memoria sumó una baldosa en barrio Garrote

El largo camino de la memoria sumó una baldosa en barrio Garrote

Mario Waldino Herrera era periodista y referente de la Columna Norte de Montoneros. Fue secuestrado y asesinado por la dictadura cívico-militar en 1976. Uno de los territorios donde dejó su huella militante fue el barrio Garrote, en Tigre. Su lucha allí quedó cimentada en una baldosa en su honor.

Compartir

baldosa

Los vecinos que hoy viven en barrio Garrote, en Tigre, hasta hace poco no conocían la historia de Mario Waldino Herrera. Un periodista y militante de la Juventud Peronista que fue referente de la columna Norte de la organización Montoneros y en los setenta pateaba las calles que por estos días ellos transitan. Pero la memoria construye puentes, y los puentes unen. Esta mañana, una baldosa completó esa unión. Fue colocada en homenaje a Mario en el barrio Garrote, ahí donde los habitantes de hoy están aprendiendo a recuperar y apropiarse de su ayer.

Mario Waldino Herrera nació en Córdoba el 8 de julio de 1945. Se mudó a Buenos Aires, ejerció el periodismo y militó desde los años sesenta. A menos de un mes del Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, fue secuestrado el 19 de abril en su casa de San Telmo y trasladado a Bahía Blanca, donde fue asesinado el 3 de mayo de ese año por represores del V Cuerpo del Ejército. Como en tantos otros casos, los militares dieron la versión de que había muerto en un enfrentamiento armado. Cuando fue detenido y desaparecido, el periodista y militante estaba casado con María Teresa Lodieu y era papá. A su familia le devolvieron el cadáver destrozado. Cuarenta años después, los crímenes de lesa humanidad de los que fue víctima ya fueron elevados a juicio, todavía sin fecha de inicio, en Bahía Blanca.

“Se decidió colocar ahí porque era el barrio donde él más anduvo, el barrio al que más iba con los compañeros de Zona Norte.”

“Nosotros no lo conocíamos, pero la Comisión de Derechos Humanos ‘Padre Pancho Soares’ y los concejales del Frente para la Victoria vinieron a visitarnos, nos contaron y nos preguntaron si estábamos de acuerdo, si queríamos acompañar. Nos gustó la idea”, cuenta Marcela Creciente, referente del centro cultural Vecinos Solidarios de Garrote, en diálogo con El Argentino ZN. “Cuando vinieron a construir la baldosa los compañeros que militaron con Mario Herrera hablaron y la señora de él contó cómo era, dónde militaba. Ahí conocimos a su familia. Hoy vinieron también al acto y se comprometieron a seguir viniendo, a darnos una mano”, agrega.

garrote

“Se decidió colocar ahí porque era el barrio donde él más anduvo, el barrio al que más iba con los compañeros de Zona Norte. Entre quienes viven hoy en el barrio no encontramos a nadie que lo haya conocido, pero para la gente de Garrote fue muy importante, desde el centro cultural Vecinos Solidarios lo re militaron”, agradece Lucía Herrera, hija de Mario Waldino, a poco de concluido el acto que cimentó la presencia de su papá en Garrote, uno de los barrios más relegados de Tigre. El hombre militaba además en otras barriadas populares de Zona Norte, como Rincón de Milberg y La Cava. Muchos de sus pares de la Columna Norte estuvieron en el acto de homenaje.

En el barrio, Mario y sus compañeros de militancia “hacían laburo territorial político, más que nada. La idea de la organización era crear política en el territorio, abrir el debate para dar todas las luchas de la época, desde el retorno de Perón, y estuvieron también bastante en el conflicto del astillero Astarsa”, relata Lucía a este portal. Contenta, describe el acto como “impresionante; fue emocionante pero para mi madre y para mí fue también con mucha alegría, nos llenó de felicidad”.

“En el Concejo Deliberante van a pedir que se llame ‘Paseo de la Memoria Mario Herrera’, para que se conozca más sobre derechos humanos en el barrio, cosas que acá mucho no se saben en Garrote.”

El nombre de Mario Waldino Herrera está también en la baldosa de desaparecidos de editorial Atlántida. Como periodista trabajó, además, en la Agencia Saporiti, Interpress Internacional y en las revistas Panorama, Jerónimo, Argentina, Confirmado, Análisis, entre otros medios. Por eso, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) adhirió al homenaje. Además de la Comisión ‘Padre Pancho Soares’, el acto fue impulsado por Barrios por Memoria y Justicia Zona Norte, Memoria Palermo, familiares, compañeros y compañeras de Mario.

“El Municipio había construido en este lugar un paseo que para nosotros era inútil, sin sentido. Que no se usa, porque acá no entran turistas y para nosotros no era prioridad. Ahora, con la baldosa, le damos un sentido nuevo –resalta Marcela, referente local de Vecinos Solidarios- Y en el Concejo Deliberante van a pedir que se llame ‘Paseo de la Memoria Mario Herrera’. Entonces ya le damos un sentido al paseo, para que se conozca más sobre derechos humanos en el barrio, cosas que acá mucho no se saben en Garrote”.

Dejar una respuesta