Compartir
El año pasado, los trabajadores tomaron la planta por otros 30 despidos. Foto: La Izquierda Diario.

Tras el paro y el bloqueo que realizaron trabajadores del Frigorífico Rioplatense, a raíz del despido de 32 empleados, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. Los trabajadores resolvieron ingresar a la planta, ubicada en General Pacheco, Tigre, una vez que se compruebe el ingreso de los despedidos, según informaron a través de un comunicado.

Los despidos ocurrieron en las últimas horas luego de una fuerte protesta de los empleados que comenzó el martes tras el maltrato de un jefe a un operario.

Los trabajadores reclamaron que se aparte de su cargo al jefe denunciado. Como la empresa se negó, realizaron un paro de actividades que derivó en el despido de 32 empleados.

El conflicto se agravó el fin de semana, cuando los trabajadores realizaron un bloqueo en la planta ante la posibilidad de que la empresa hiciera entrar a empleados de otros frigoríficos para garantizar la faena.

Hoy, finalmente, intervino el Ministerio de Trabajo. “La demostración de unidad y fuerza de los trabajadores frustró por el momento las intenciones de la patronal de disciplinar a los obreros por reclamar por sus legítimos derechos. No vamos a permitir despidos ni maltratos de la patronal”, señaló la Comisión Interna en un comunicado.

El año pasado hubo un conflicto similar en este frigorífico a raíz del despido de más de 30 operarios.

Dejar una respuesta