Una nueva forma de trabajo que marca tendencia

Una nueva forma de trabajo que marca tendencia

Despachos Vicente es una gran oficina para aquellos trabajadores independientes que no cuentan con un espacio propio. Una tendencia mundial que está llegando a la Argentina.

Compartir

Hay una tendencia que crece día a día: y es el número de personas que decide trabajar de forma independiente. Sin embargo, muchas veces se dificulta porque no cuentan con un lugar propio.

Así surgió la idea de Despachos Vicente, como una solución para todos aquellos freelancers, emprendedores y empresas que hoy no cuentan con espacio de trabajo. Está ubicado en Vicente López, a diecisiete cuadras de la General Paz y a seis del tren.

El espacio cuenta con despachos abiertos, cerrados y salas de reunión que se alquilan por hora o mensualmente e incluyen todos los servicios y comodidades. Sin dudas, la estrella del lugar es un enorme ventanal con vista al río que ilumina los dos pisos

Sin embargo, más allá del problema espacial, lo interesante son los vínculos que se generan entre los emprendedores.

No solo se trata de alquilar oficinas sino de la sinergia que se genera entre aquellos que comparten una mirada sobre cómo se debería trabajar hoy”, explica Mariela Siganevich, una de sus dueñas.

Queremos acompañar a los trabajadores independientes ofreciéndoles un espacio donde desarrollar cómodamente sus proyectos. Hoy están trabajando desde sus casas o recibiendo clientes en un bar y eso puede resultar poco práctico. Todo nuestro espacio está pensado para que los trabajadores solo se preocupen por su trabajo, concluye Irene Starosielski, su socia. 

El lugar

 


ofi-1 Espacio Vicente está en el quinto y sexto piso de un edificio de sólo tres años de antigüedad y ambos pisos están conectados por un enorme ventanal con vista al río. En el quinto hay un living para descansar, tomar café o algo fresco. Allí también se ubican los despachos abiertos y una gran sala de reunión para 
veinticuatro personas. Según las necesidades, la misma se puede dividir en dos salas iguales de doce.
En el sexto piso se encuentran los despachos cerrados.  Tienen capacidad para dos, tres, cuatro y hasta cinco personas. 
El alquiler incluye Internet de alta velocidad, parking de cortesía para invitados (hasta tres horas), parking de bicicletas, control de acceso al edificio, videovigiliancia las 24 horas, cajones personales, servicio de recepción, zona de coffee break y una cantidad limitada de fotocopias e impresiones. Está también la posibilidad de alquilar lockers de manera mensual para mayor practicidad. 

 Para más información consultar a

[email protected] o ingresar a www.despachosvicente.com

Dejar una respuesta