Compartir

Colegiales no arrancó el torneo de la mejor forma, ya que cosechó cuatro derrotas y un empate, lo que le valió la salida de Marcelo Saralegui de la conducción técnica. Luego de quince años –dirigió al conjunto de Munro en 2011 y antes se desempeñó como jugador-, Walter Cataldo se calzó el buzo del Tricolor y logró dos victorias al hilo, que lo alejaron del fondo de la tabla. La derrota como local ante UAI Urquiza, puso freno al envión del equipo que esta tarde tiene revancha en el difícil reducto de Olavarría y Luna.

-¿Qué te llevó a agarrar Colegiales?

-Cole es mi casa. Acá jugué y dirigí hace 15 años. Estoy muy cómodo en esta institución, a la que quiero mucho. Y me pone orgulloso que hayan pensado en mí para tomar las riendas cuando el club estaba en un mal momento futbolístico.

-¿Con qué te encontraste?

-Con jugadores que estaban amargados con la situación, pero con muchas ganas de ganar y superarse día a día. Con estos últimos triunfos logramos levantarlos y vamos a darle pelea a cualquiera.

-¿Cuál es tu idea futbolística?

-Todos los técnicos tienen su librito. Me gusta un equipo compacto, que juegue bien y que llegue al arco rival con mucha gente en ataque. Si bien hoy en día no podemos llegar a eso en sólo 15 días, quiero que mis equipos sean protagonistas. Soy nuevo en la categoría, van tres fechas y por lo que veo se puede jugar bien. Voy a tratar de bajar mi idea para que el grupo realce en juego y triunfos.

-¿Qué diferencias encontraste en el club, luego de tanto tiempo?

-Que creció mucho en infraestructura, lo que hace que esté en otro nivel. La cancha tiene césped y hay concentraciones. Además siempre fue un club con muchas familias. Ahora no puedo mirar a las tribunas de los nervios que tengo.

-¿Y el fútbol?

-Cambió mucho. Lamentablemente hoy falta potrero, jugadores atrevidos  y con coraje para sacarse a un rival de encima. Me gustan esos que juegan en cualquier cancha y contagian, como Andrés D’Alessandro, que siempre saca algo de la manga.

-Venís de dirigir a Luján, en la Primera C. ¿Se nota la diferencia de categoría?

-Sí. Acá hay mayor jerarquía en cuanto a canchas, jugadores, árbitros y juego. Incluso hay jugadores con experiencia en Primera. La C tiene buenos jugadores, pero tenés que salir primero para sobresalir.

-El torneo pasado, Cole peleó por entrar al Reducido. ¿Esto supone algún tipo de presión?

-Para nada. Los técnicos convivimos con la presión. Y desde mi lugar trato de quedar en la historia del club. Quiero defender esta camiseta que entró en mi corazón.

-¿Hay un proyecto a futuro?

-Vivimos el día a día porque no se puede proyectar más allá del otro partido.

-¿Esto no supone una desventaja al trabajo de un DT?

-Puede ser, pero son los riesgos que uno asume. Somos fusibles permanentes y no hay que pensar más allá de la próxima semana. No se pueden hacer proyectos largos porque con malos resultados te podés llegar a ir.

A Barracas, por la recuperación

Para el partido de esta tarde ante Barracas Central, Cataldo deberá reemplazar al volante Mauro Scatularo, que sufrió un esguince de tobillo en la última fecha ante UAI Urquiza. El elegido sería Nicolás Gauna.

De esta forma, Cole saldría a la cancha con: Gastón Brambatti; Julián Cano, Germán Mendoza, Jorge Lizarraga, Juan Pablo Lemos; Santiago Tossi, Brian Medina, Andrés Heredia Ruiz, Gauna; Manuel López y Lionel Altamirano.

Dejar una respuesta