Tigre se moviliza contra la violencia institucional y los abusos del COT

Tigre se moviliza contra la violencia institucional y los abusos del COT

Tras la violenta agresión a un trabajador y luego de que trascendiera que el inspector que lo atacó tenía antecedentes por asesinatos y abusos, los vecinos salieron a la calle para exigir que el COT deje de actuar como “un grupo parapolicial en los límites de la legalidad”.

Compartir
Marcha en Tigre, en repudio a los abusos del COT y la Bonaerense.

El último caso desempolvó todos los anteriores y agitó las aguas en Tigre. Tras la difusión de un video que mostraba la agresión por parte de agentes del COT a un repartidor de harina, y luego de que se confirmara que uno de ellos había asesinado a tres jóvenes durante su paso por la Policía Bonaerense, los vecinos comenzaron a organizarse para decir basta. Y decidieron marchar hacia el Municipio para exigir un freno a la violencia institucional, tanto por parte de la fuerza local como de la policía provincial.

“Marchamos a la Municipalidad por todos los casos de abusos del COT. En la asamblea se conocieron varios casos más, son demasiados. No puede ser que tengamos miedo de las personas que supuestamente nos tienen que cuidar. Esto se tiene que acabar”, dijo a El Argentino ZN Daniela Ojeda, hija de Jorge, el trabajador que terminó con una herida en la cabeza por un culatazo y un tobillo quebrado tras discutir y ser atacado por tres agentes del COT.

convocatoria-cotEl domingo pasado, el intendente Julio Zamora fue a la casa de los Ojeda a ponerse a disposición del hombre agredido. Y en los últimos días separaron de su cargo a Héctor Eusebio Sosa, el inspector con prontuario que tiene en su haber el asesinato del Frente Vital, además de denuncias por violencia familiar y abuso sexual. Sobre la visita del intendente, Daniela señaló: “Le reclamamos que cómo puede ser que tenga personas así al cuidado de los ciudadanos, y se justificó diciendo que cuando él pide los antecedentes para contratarlos, solo saltan los casos donde fue imputado. Después hablé con la mamá del Frente y nos dijo que Sosa sí fue imputado. Zamora nos mintió en la cara”.

“No puede ser que tengamos miedo de las personas que supuestamente nos tienen que cuidar”, dijo la hija del trabajador agredido.

El ataque a Ojeda fue la gota que colmó el vaso, pero no la única. Por la acumulación de casos y denuncias, los vecinos decidieron marchar. “Creemos que es necesario visibilizar estos hecho y denunciar como sistemático el accionar irresponsable, violento y represivo del Centro de operaciones de Tigre”, expresaron a través de un comunicado Sabina Sotelo, mamá de Víctor “el Frente” Vital, las familias de Jonathan Lorenzo y Jorge Andrés Martínez –víctimas fatales de Sosa-, la familia Ojeda, la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Comisión por la Memoria Zona Norte y Madres en Lucha, más una larga lista de organizaciones locales que adhirieron.

En una reciente asamblea previa a la marcha, salieron a la luz los casos en los que el accionar del COT se tradujo en violencia constitucional y abusos. Uno de los casos nunca resueltos data de hace exactamente un año, cuando tras una discusión con un oficial de tránsito un joven filmó el accionar del COT y la policía respondió irrumpiendo violentamente en su domicilio y disparando armas de fuego. Fue en el barrio Parque San Lorenzo de la localidad de Ricardo Rojas. Dos menores sufrieron heridas de bala. Uno de ellos –Tiziano, de cuatro años- todavía tiene el perdigón alojado en el cuello, según contó su mamá a este diario. Pese al miedo, decidió volver a salir a denunciar. Porque, reclama, nunca se investigó ni avanzó la causa en la Justicia.

balazos-cotUn mes antes, un joven de 19 años terminó con varios balazos de goma en la espalda, por pasar sin detenerse ante un control del COT, que comenzó a seguirlo. La moto era nueva y el muchacho no tenía registro, por eso no se detuvo. La fuerza local le disparó hasta derribarlo: el chico terminó internado con distintos traumatismos y con el peligro de perder un ojo.

En el comunicado difundido por las organizaciones previo a la marcha, plantearon: “Denunciamos al COT, un cuerpo municipal que participa reiteradamente en episodios de violencia, comportándose como un grupo parapolicial en los límites de la legalidad. Contrario a brindar algún tipo de seguridad para el barrio, consideramos una amenaza para los vecinos y nuestros pibes, ya que contratan asesinos para protegernos. Denunciamos la responsabilidad de María Eugenia Ferrari y Eduardo Feijóo, Secretaria y Subsecretario de “Protección Ciudadana”, y exigimos que Sergio Massa y Julio Zamora se hagan cargo de su responsabilidad política sobre el COT”.

Dejar una respuesta